¿Cómo hacer gofres sin gofrera?

 Escrito por silviamarquez
 Última actualización 03-2022
Cómo hacer gofres sin gofrera

¿A quién no le gustan los gofres? Como desayuno, como almuerzo estilo Brunch, como merienda, dulces, salados, belgas, americanos, con fruta, con chocolate, con nata…

¡Los comería a todas horas!, pero es verdad que si tu cocina es pequeña, es un incordio tener que comprar decenas de electrodomésticos para poder cocinarlo todo.

Si no te importa que la presentación de los gofres no sea la perfecta, existen distintas formas de prepararlos con las que no restarás ni una pizca de sabor, es más, no tendrás nada que envidar a los hechos en la mejor gofrera, puede que incluso ¡te queden más originales y bonitos!

¿Tienes ya una receta de gofres?

En primer lugar, lo importante es tener una buena receta, ya que existen diferentes tipos de gofre y todas no quedan bien.

Hay algunas que quedan muy líquidas y hace que la masa se desparrame por todos lados y tengas que pasarte un buen rato limpiando el desastre, yo me decantaría por recetas donde la masa quede compacta, tipo bolita, así la puedes poner sin problema en la sanwichera o en el grill y te aseguras que no se ensuciará nada .

Puedes probar mi receta de gofres de lieja, o si quieres una versión saludable tienes los gofres de brocoli.

Tipos de gofres

Los tipos de gofres más importante que existen son estos:

  • Gofre Belga o de Bruselas: Estos son los más famosos, son los típicos gofres cuadrados, de masa gruesa y crujiente, con grandes agujeros, se suelen vender en puestos ambulantes y se sirven calientes, espolvoreados de azúcar, con chocolate caliente y nata o nutella
  • Gofre de lieja: Estos son mucho más dulces que los anteriores, suelen prepararse con azúcar perlado repartidos por la masa haciendo que su textura sea mas crujiente, sus agujeros son un poco más pequeños que los Belgas .
  • Gofre bubble: Es un gofre originario de Hong Kong, es una mezcla entre tortita, gofre y crêpe, tiene una presentación muy vistosa y se ha convertido en tendencia.
  • Gofres salados: La masa se realiza con un poco menos de azúcar y más sal, se suelen poner en brunch para desayunar y se coloca sobre ellos huevos fritos con beicon, revueltos, incluso puedes servirlos con carnes y fiambres.
  • Gofres americanos: Se realizan con levadura química haciendo que ganen en esponjosidad, se sirven durante el desayuno acompañados de siropes, mantequillas o miel o incluso con pollo frito.

Dicho esto, tengo que confesar que mis gofres preferidos son los de lieja, me encantan que tengan esas pepitas de azúcar que los hace deliciosos y super crujientes, os dejo aquí esta receta infalible que nunca falla, además la podrás hacer perfectamente en gofrera, sanwichera o grill ya que su masa es bastante compacta y no se desparrama, solo tienes que poner una bolita de la misma y aplastar. El gofre saldrá sin problemas.

Azúcar perlado… un imprescindible

azúcar perlado

El ingrediente estrella de estos gofres es el azúcar perlado, pero… ¿Qué es el azúcar perlado?

El azúcar perlado es un tipo de azúcar blanco, su característica principal es que tiene el tamaño de grano más grande ente 1-2 mm con forma irregular que se consigue al prensar bloques de azúcar y pasarlos por un tamiz para conseguir los granos del mismo tamaño. Es de color blanco y opaco y normalmente se usa en repostería, sobre todo para decorar, como en los roscones o bollos de leche, gofres, ya que no se funde con el horneado.

No tiene ningún sustituto en las recetas, ya que sólo conseguiremos esa textura de perlita crujiente con él.

No es fácil encontrarlo en los establecimientos habituales, aquí te dejo el enlace para que lo puedas conseguir online sin problemas.

También puedes hacerlo en casa, aunque nunca quedará igual como el comprado, tendrás que hacerlo de un día para otro, es tan sencillo como humedecer azúcar glass, formar una bola bien apretada y rallarla para formar perlitas, las colocamos en una bandeja y las dejamos secar durante 24 horas

Si no tienes gofrera… ¡aquí te traigo la solución! dejo estas opciones donde quedarán igual de buenos y crujientes:

¿Cómo hacer gofres si no tienes una gofrera?

Si no tienes gofrera también puedes hacer gofres, no tendrán la forma típica de gofre… ¡pero estarán igual de buenos!

En sandwichera

La única diferencia que existe entre una gofrera y una sandwichera es que la sandwichera no tiene cuadraditos, todo lo demás es exactamente igual.

Primeramente, engrasamos la sandwichera, ponemos la masa de gofre con cuidado para que no rebose, cerramos la sandwichera y dejamos dorar unos 5 minutos aproximadamente, debemos ir mirando para conseguir el punto de dorado adecuado.

Despegamos con una espátula de madera o plástico, decoramos y servimos calientes.

En sartén

Gofres sin gofrera en sartén

Empleamos el mismo método que si hiciéramos tortitas, en primer lugar engrasamos la sartén, cuando esté caliente colocamos la bolita de masa y aplastamos con una espátula, damos la vuelta y dejamos dorar por el otro lado, y ya las tenemos listas para servir.

No tendrán ninguna forma, pero quedarán deliciosos y crujientes

En el horno

Para ello, vamos a necesitar un molde de silicona para gofres, lo puedes comprar aquí sin ningún problema, además, son bastante económicos y no ocupan tanto espacio como una gofrera.

Lo primero, engrasamos el molde y distribuimos uniformemente la masa, precalentamos el horno y los metemos a 220º durante 12 minutos, cuando estén dorados, con la ayuda de un papel de horno se le da la vuelta y se vuelven a introducir en el horno para que se terminen de dorar ¡Quedan perfectos!

En el grill

Cómo hacer gofres sin gofrera en un grill

En el grill lo hacemos engrasando las placas y poniendo las bolitas de masa y aplastando, nos quedarán redonditos y con rayitas en lugar de cuadraditos, pero igual de buenos y sabrosos.

Te recomiendo que hagas bastante cantidad de gofres y que luego los congeles, así siempre los tendrás listos para un desayuno o merienda improvisada, para que queden perfectos, los puedes calentar en la sartén, en la sandwichera e incluso en la tostadora, los tendrás como recién hechos.

Ahora que ya has aprendido un mundo de posibilidades para poder cocinar gofres sin gofrera, solo queda hacer volar tu imaginación para que pruebes con distintos sabores y texturas, ¡Ya verás que fácil!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba